Archivos

Perdiendo el miedo y los complejos…

jura-guardia-civil-baeza-1--644x362
¿Mamarrachos? en todas partes oiga usted, pero lo que más me preocupa son los otros mamarrachos, los que aplauden, esos son los que me acojonan y perdóneseme la expresión. Esos que van de progres y modernos, a los que les importa una mierda la Constitución, la bandera, las leyes y los Cuerpos de Seguridad del Estado y se sienten tan libres vomitando en las calles, en la tribunas o en las mismas Cortes toda la mierda que llevan dentro porque “la libertad de expresión” está tan de moda ahora. Esos son los que me dan terror, tanto o más como a esos que ellos llaman “fachas”. Y qué curioso que su inteligencia no les dé para reconocer que están donde están y puedan decir todo lo que su infinita sabiduría les sugiere gracias a esas leyes y a esa Constitución.

Tengo familia y amigos en la guardia civil y en el ejército. Esa guardia civil a la que todos, absolutamente todos progres o menos progres acudimos cuando nos sentimos en peligro o estafados. En ese ejército en el que si mi país, España, se siente amenazado sé que defenderán, (y no quiero olvidar que he tenido familia detenida en la postguerra “por rojo” y que a mi padre le amargaron la mili, porque su padre, mi abuelo, estuvo en prisión). Pero a lo que voy, ahora está mal visto hablar bien de ellos, de la guardia civil o del ejército, de mi país o de mi bandera por miedo o por complejo de que se nos llame “fachas” y se nos tilde de retrasados culturales o sociales.

Tengo también muy buenos amigos en el PP, en el PSOE, en IU, en UPYD, en Podemos y en Ciudadanos y me siento fatal cuando alguien, sea quien sea, insulta a uno de ellos, lo percibo como algo personal y no puedo entender que alguien que supuestamente nos representa actúe de esa forma, pero así somos: inteligentes, comprensivos, empáticos….

Si he votado al PP en su momento, no tengo por qué irme a la mierda, como encabeza una página de una red social muy utilizada, si he votado al PSOE no soy un obrero resentido y si he votado a IU no soy de los que piensan lo tuyo es mío y a vivir de las rentas. Pero lo que más me entristece es que cuando salieron estos nuevos partidos, hasta me alegré de que “savia nueva” pudiera mejorar la situación actual. Pobre ingenua, y no es por nada, porque algunas cosas de las que están haciendo están bien, pero en la gran mayoría están actuando como decía Eric Fromm, que más o menos es algo así como que “aquel que llega al poder actúa de igual forma que el que estaba, pero desde el otro lado”, es decir, derribando, destrozando o eliminando todo aquello que no va con sus ideas, sin pensar que están gobernando para todos, para los que le votaron y para los que no. Pero luego se extrañan que hayan perdido adeptos y bajen en las encuestas, pero es que su inteligencia no da más de sí.

Y que todo esto ocurra, puedo hacer un sobreesfuerzo y entenderlo, pero de ahí a que se acuerden a voz en grito de los difuntos de la guardia civil y que la autoridad que ha permitido que eso ocurra haga un gesto de humor, pues no, mire usted, no me da la gana ni entenderlo ni aceptarlo. Porque esos difuntos, también son los míos y yo no me he acordado de los suyos. A mí me enseñaron educación, respeto y que la libertad de expresión no está reñida con la buena educación y que por cierto me enseñaron en un colegio público, no vayamos a mal pensar.
He pensado mucho en escribir esto, porque tengo un negocio y siempre está la cosa esa de que si lo digo voy a perder clientes, ¿pero sabe qué?..eso es miedo y si algunos han perdido el miedo y la vergüenza, yo no tengo porqué cargar con la de ellos y la mía.

 

María José Rodríguez Pujante, profesora de yoga y familiar de los Cuerpos de Seguridad del Estado.

Anuncios

Diario de un curso..(1)

 

depositphotos_76705311-Lonely-despaired-woman

 

 

Bueno, pues aquí estoy… Un año más, un nuevo curso, con las mismas ganas que el año pasado de apuntarme hacer aquello que hace varios años deseo y tengo hacer por prescripción médica. Aquello a lo que todos los años llamo por teléfono y pregunto horarios y precio y que cuando ya lo sé (que ya lo sabía) pues respondo que tengo que decírselo a mi amiga por si desea acompañarme, porque yo ya llevo varios años pidiéndole que me acompañe, pero es que a ella “eso no le va”, de forma que aquí sigo año tras año, curso tras curso, contándole a esta persona (que imagino tiene que estar hasta los mismos de mí, pero que me da igual) los mismos problemas que le conté el año pasado y el anterior y el anterior al anterior, pero ahora más agravados porque el tiempo no pasa en balde y cuando hay problemas degenerativos la cosa va a peor, pero yo sigo haciéndole las mismas preguntas, contándole los mismos miedos, las mismas dudas, incluso si me deja y no me corta le hablo hasta de mi marido y los problemas que me da, porque el otro día ya hasta me gritó enfadado que a ver cuando me decido de una puñetera vez hacer algo con este problema, pero es que el no me entiende.
Y sí, ya llevo tres cursos llamando y haciendo las mismas preguntas, no entiendo porqué se ha enfadado y me ha dicho que le llame en Agosto..¡qué desagradable ha sido! ¿Acaso no entiende que tengo que pensarme las cosas?

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

Yo no quería WhatsApp…….

 

images

…y tenía mis motivos. Sabía que tal y como somos iba a terminar sorprendiéndome un poco más cada día, y que según como me pillara el cuerpo (y la mente) terminaría cabreada.

Vamos a ver..el WhatsApp es para mensajes cortos señoras, no para contar la descomposición del átomo ni desarrollar el argumento de la última película de cine de autor. Para eso están las llamadas que hoy raro es quien no tiene tarifa plana, o mejor aún, quedar con las amigas y contarlo frente a un refresco, un café o una cena.

¿Por qué digo esto?….Ya sabéis que tengo dos trabajos. Un centro de yoga donde ejerzo de profesora, limpiadora, contable, relaciones publicas, secretaria…etc., etc., y una tienda de manualidades donde ejerzo de lo mismo que en el anterior además de dependienta y de estar al tanto de los pedidos que se han de realizar y realizarlos, ponerles precio y colocarlos en sus respectivos lugares. A parte de esto, llevo mi casa como toda hija de vecina y tengo una familia a la que me gusta ver de vez en cuando. Mis horarios diarios no los voy a decir porque no creo que interesen y tampoco es que me importe mucho porque disfruto de mi trabajo.

Así que cuando recibo un whatsaap de tipo “Me gustaría saber los horarios de yoga que tienes, qué tipo de yoga das, los días que son, el precio de las clases, si hay matrícula, cómo de numerosos son los grupos y saber si yo puedo realizarlo” me quedo mirando la pantalla del móvil procesando lo que me está demandando la persona y qué es lo que puedo responderle.

Al principio de tener esta aplicación solía responder, pero cuando me di cuenta de que me podía pasar media hora mensajito va-mensajito viene respondiendo dudas para luego “Vale, me lo pienso”, opté por no responder. ¿Por qué? Muy fácil.

1º Si realmente te interesa algo llama. Eso es lo que se ha hecho toda la vida y así puedes recabar muchísima más información que por el whatsapp y el trato es más directo y personalizado.

2º Como buena proferosa que soy, necesito saber por qué motivo deseas hacer yoga. Ya que si te lo ha sugerido el médico, tengo qué saber qué tipo de patología tienes, dónde la tienes (en qué parte del cuerpo por si no me has entendido) y desde cuando  (aguda o crónica). De esa forma te podré informar mejor, porque mi objetivo es que tú mejores tu estado físico o mental y eso sólo lo podré conseguir obteniendo toda la información posible.

3º Tengo varios horarios y todos se pueden adaptar a tí porque hay facilidad horaria.

4º El tipo de yoga que doy es YOGA, que ya me estoy cansando de tantos modernismos y demás historias. Que cuánto más raro parece que se llama el yoga que hacemos, más bueno es. Pues NO..desde el momento en que se realiza una postura, una sola, es Hatha yoga. Luego podrás añadirle el nombre que desees en función de lo exótico que quieras parecer. Sí es cierto que existen variantes dentro del yoga, pero se llame como se llame en el momento de realizar una asana o postura es Hatha yoga.

5º ¿El número de personas por grupo? es como preguntar a un cura en qué horarios va más gente a misa. Así que si lo que tienes es un problema de autoestima y no deseas alumnos a tu alrededor mejor mira un vídeo en youtube y practica en casa.

Y así puedo seguir y seguir y seguir….como para “whatseapplo” todo y más si te quiere contar la patología que tiene, las pruebas que le han hecho y la medicación que está tomando vía teclado…

Y lo mismo me ocurre en el otro trabajo, en el de las manualidades…

“He visto que haces talleres…¿me puedes informar qué tipo de talleres das, qué cuestan, cuándo se dan y cuántas horas duran?….

Pues lo mismo, puedo enumerar varios puntos respondiendo a esto pero no me apetece, podéis imaginarlo.

Personalmente siempre he llamado a la persona responsable cuando algo me ha interesado si no he podido acercarme físicamente al lugar,  ya que considero que es la mejor forma de obtener información y ahorrar tiempo, algo que para mí es muy valioso.

De forma que no puedo entender como teniendo la gran mayoría de nosotros tarifa plana recurrimos a la vía del whatsapp para informarnos sobre algo que nos interesa.

Si seguimos así vamos a perder la facultad de hablar.

Y esto es todo amigos. Aunque después de esta reflexión puede que vaya a tener menos “amigos”  y tampoco se trata de que esté en una edad en la que no estoy para ciertas cosas…o tal vez sí. Pero eso es lo bueno, la vida me ha enseñado que quién realmente desea algo procura informarse y formarse de forma REAL.

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga y manualidades

 

 

Sensibilidades……

10346534_520021081432608_9095205134882661614_n

 

Hace tiempo que no publico nada referente al yoga o alguna reflexión, pero he estado enfocada en la otra actividad del centro para poder darla a conocer y que mi trabajo llegara  a más personas. Hoy me he decidido de nuevo a expresar algo que siento porque a pesar de ser las once de la mañana ya me han ocurrido varias cosas que me han tenido que hacer respirar para serenarme y no estallar, ya que se supone que como profesora de yoga no “debo” gritar.
Hoy como siempre, he entrado a mi página de facebook para poner una imagen sobre yoga y darme una vuelta por las publicaciones de otros contactos. En uno de ellos he visto un vídeo cuyo enlace os pongo al final por si queréis echarle un vistazo. Es un experimento como otros muchos que se han hecho por las redes para observar el comportamiento del “ser humano”. No me ha extrañado el resultado final, lo que me deja atónita es la reflexión del que escribe el enunciado: ”estaba a punto de perder la esperanza en la humanidad hasta que ocurrió algo que me hizo recuperar la ilusión”…pues vaya un disparate. A mí me ha dado pánico y refuerza mi creencia de que cada vez estamos peor, porque que tengan que pasar dos horas hasta que alguien se detiene para ayudar, y que ese alguien sea un sin techo, no dice mucho de nosotros o quizás si diga y mucho. He llegado a pensar incluso que se hacía tarde, tenían ganas de irse y pagaron a alguien para que se detuviera. Pero lo que sí puedo deciros es que mi ilusión en el ser humano al ver esto se ha apagado un poco más.
Puede que viendo este tipo de vídeos y otros comportamientos por la red lleguemos a pensar que estamos perdiendo el don de la empatía y la afinidad, yo así lo creo ya, pero sin embargo hay un don que se está acrecentando a tales extremos que da miedo publicar algo porque sabes que se van abalanzar sobre ti. Y ese don es la suceptibilidad que ha ido creciendo hasta tales extremos que más que susceptibles me va dando  que estamos perdiendo la razón.
Y creo que la estamos perdiendo porque esta mañana también he leído una publicación de alguien que comentaba sobre el monolito que se ha colocado en los Alpes franceses por el accidente del avión A320. La dedicatoria a las víctimas está escrita en Alemán, francés, inglés y español. Este post decía “Que no poner la dedicatoria en catalán, era una falta de sensibilidad hacia los familiares o hacia los catalanes” (ya no recuerdo). Me he quedado atónita ante la gran sensibilidad y empatía que tienen algunos, de verdad. Hasta donde yo sé, la nacionalidad de los pasajeros era esta: alemana, española, turca , belga, argentina, japonesa, australiana, colombiana, británica, israelí, belga, danesa, holandesa, mexicana, iraní, marroquí, venezolana y estadounidense. Dieciocho nacionalidades, de las que estoy segura las víctimas serán oriundas de distintos cantones, comarcas, autonomías, departamentos y demás, y que quizás en alguno de ellos se hable de forma diferente a la nacionalidad, no quiero ni pensar en si todos los familiares se pusieran a reclamar o exigir que se utilice también su idioma en la dedicatoria por falta de sensibilidad hacia sus familiares, cuando toda una comarca se está volcando con ellos y sus tragedias.
Y tampoco quiero olvidar, los post desgarradores de los defensores de los animales a solo dos días de que ocurriera el fatídico accidente, lamentándose de la falta de sensibilidad de los medios “porque no se dijera nada sobre los animales que viajaban en la bodega de carga, porque ellos también eran víctimas inocentes”. Me gustan los animales, pero por favor, por favor….y cualquiera comenta nada en el post, mejor pasar de largo, porque algunos más que argumentar ladran.
En fin, pues eso…defenderé el idioma, a los animales, a los árboles y plantas, a la alimentación natural, la energía solar y cualquier cosa que sea necesaria y pondré mis publicaciones en todas las redes sociales para que vean lo empático que soy, pero eso sí…no me pidas mi abrigo que me desequilibro

 

http://historiaspositivas.com/un-nino-paso-horas-congelandose-en-las-calles-de-nueva-york-hasta-que-paso-esto-wow/

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

 

Un 16%…….

 

images1

Hace unos días un buen amigo, Antonio, me comentaba unas estadísticas que había leído y en las que sólo el 16% de los españoles estaría dispuesto a defender a su país en caso necesario. No es que me costara creerle, simplemente que a pesar de pensar y creer cada vez más, que nos hemos o estamos convirtiendo en un “pueblo” cómodo, siempre me queda la esperanza de que en el fondo responderíamos, quizás tarde como la gran mayoría de las veces,  pero lo haríamos. Además solo tengo que ver como en un momento determinado se ha pretendido anular cualquier fiesta local, provincial o nacional por cualquier motivo y se ha movilizado el 90% de la población para que eso no ocurriera “porque es una tradición” que se pierde en la noche de los tiempos, así que movilizarnos nos movilizamos, la cuestión es el motivo.

 

Ya publiqué una vez un artículo sobre el “mientras que a mí no me afecte….” Y como siempre ocurre y a pesar de no ir dirigido a nadie en particular pero sí a todos en general y porque estamos a la que salta, hubo opiniones de todo tipo, algunas ni tan siquiera iban con el tema.

 
Pero es que los españoles entendemos de todo desde la comodidad de nuestro sofá o la silla de la cocina..de política interna y externa, de todo tipo de deportes, de economía, de bolsa, de religiones, de medicina, de educación, de justicia…y cuanto más grite para expresar mi opinión para que la del otro no se escuche o peor vocabulario utilice (veanse las tertulias de tv) pues mejor, más razón tengo. Y voy a pelear por mis entendidas opiniones a capa y espada, pero ojo sin que me cueste un euro o mucho esfuerzo, para eso ya están las fuerzas de seguridad.

 
A mí y como a muchos hace tiempo que no me gusta nada de lo que está ocurriendo, no ya solo en mi país sino a nivel global, y ojalá los orientales estén equivocados y no exista la reencarnación, porque francamente yo no quiero volver a mundo como este, en el que aparentamos más y más ceguera ante todo lo que ocurre. Oh, sí me duele y fíjate cuánto me duele que lo comparto en mis redes sociales, pido que le den “al me gusta” y compartan si estoy de acuerdo o en desacuerdo con la imagen, pero lo de movilizarme, participar o firmar ya es otra historia. Eso que lo hagan los demás o las fuerzas de seguridad si es cosa de defender “que para eso les pago y para eso están”. Pero no hay que ser muy lince para saber que si a los grupos o líderes radicales sean de la ideología que sean, no se les detiene cuando la situación no ha llegado todavía a crítica, cuando deseemos responder y poner medios nos va a costar más en tiempo, en dinero y puede que también en vidas. Es tan fácil como cuando una persona de riesgo no se cura una gripe…puede derivar en neumonía.

 

 ¿Que hay una elevada posibilidad de que pueda producirse un atentado en España o contra los intereses españoles en el extranjero», advierten los expertos de las fuerzas de seguridad 10 años después de las crudelísimas bombas del 11-M.? ¿Que los informes indican que hace apenas tres años, unas 100 mezquitas en España, se dedicaban a divulgar el islamismo radical? (fuente http://www.elmundo.es)..no pasa nada porque dios nos libre de cerrar alguna mezquita, expulsar o detener a cualquier sospechoso, porque ya sabemos lo sensibles que nos hemos vuelto a que nos tilden de racistas.

Y no malinterpretemos por dios, que somos adultos. No estoy diciendo que haya que ir detrás de cualquier extranjero desconfiando de él, el que tenga algo de inteligencia sabrá a qué me estoy refiriendo, de forma que no pongas el grito en el cielo si entiendes lo que no he dicho.

De todas formas expreso muy claramente  que pienso y siento  que hay que parar a ese tipo de personas que raptan, matan, extorsionan, decapitan, mutilan, encarcelan, obligan a millones de familias a refugiarse en otros países….Me da igual que sea el dirigente de un país o un atajo de descerebrados en nombre de no sé qué ideología política o religiosa…..Yo soy de ese 16% que defendería a mi país.

 
María José Rodríguez Pujante.

Desde mi pequeña parcela…

 

Diariamente me gusta poner una frase acompañada de una imagen en mi perfil de facebook, e intento que sea algo que nos agrade emocional y visualmente, que nos remueva interiormente y nos haga pensar un poquito.

 
La frase que he colgado hoy me ha removido principalmente a mí: “Eres una apertura a través de la cual el Universo se observa y se explora a sí mismo” de Alan Watts, y tal y como van las cosas actualmente a ver a quién no le hace pensar esta reflexión.

 
Muy confundido debe andar el universo ultimamente con lo que le estamos enviando de reflejo y que digo yo que de seguir así, igual le da por decir “apaga y vámonos” porque no estaría mal una limpieza a fondo tal y como hacemos en nuestro hogar de vez en cuando. Eliminar lo que huele mal, lo que hace daño, lo que nos envenena, lo que nos roba….Ayer viendo las noticias me dio por pensarlo. Sí, no estaría mal que esta tierra nuestra hiciera un buen centrifugado. Aunque si me detengo y medito en lo que estoy viendo día a día, igual es eso lo que está haciendo, pero lo hace en el programa “delicado”…una erupción por allí, un ciclón por acá, un terremoto más allá, un incendio devastador por el otro lado, por varios rincones guerras de nunca acabar con millones de personas desplazadas y muriendo de hambre, sed o enfermedades. Y allá por el norte, en su cabeza, no me estraña que tenga tal calentamiento que le está derritiendo los sesos. Y aquellos a los que supuestamente hemos dejado al cuidado de nuestra casa y a los que les pagamos por ello porque se supone que saben y están más preparados, miran para el otro lado porque los intereses económicos y políticos mandan más que el hecho de que nuestra casa se desmorone.

 
Nuestra tierra es una célula de este universo del que dice Wats, se observa y explora. Una célula de la que nosotros somos sus átomos, y que al igual que esas células que en nuestros cuerpos se desmadran, pasan de todo, se rebelan y causan tumores, nosotros estamos haciendo lo mismo a un nivel más global con el cuerpo que nos mantiene…lo estamos devorando y destruyendo poco a poco, yo diría ya  más bien rápido que lento.

 
Que tengan que crear leyes para proteger la vida, las especies animales, para no encender fuego en determinados lugares y fechas, para la tala descontrolada, para el uso de pesticidas, plaguicidas, ¡¡¡¡leyes para cuidar nuestro entorno!!!!, nuestra propia casa….que tengan que decirnos cuándo  debemos o no  bañarnos en la paya porque las condiciones climatológicas así lo aconsejan, que tengan que decirnos a qué horarios hay que bajar la música para no molestar a nuestros vecinos, a qué velocidad debemos ir por carretera para no matarnos, qué debemos o no comer, qué droga “es legal” y cuál no….y tantas y tantas más que a pesar de ser leyes, nos las aprendemos y luego nos las pasamos por los forros  según que interés, me hace pensar que realmente esto debería empezar de nuevo porque hay días que me avergüenza pertenecer a la especie humana.

 
¿Pesimista?…no, no lo creo. Realista en todo caso, es lo que tiene mantenerse informada y realmente ver qué es lo que está ocurriendo y no aquello que desean hacerme ver.

 

En cualquier caso y desde mi pequeña parcela, le hago saber a este Universo que le admiro por su paciencia, y por si le calma un poquito le dejo un enlace con una música para agradecerle su labor.

 
María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

Mientras a MI no me afecte…….sigo con la fiesta.

Alfaro-Fiestas

Vivo En una ciudad de unos cuarenta mil habitantes, pero de muy poco término municipal, con lo cual si a la densidad de población le sumamos la poca educación cívica de la que disponemos, vivir aquí se convierte en un auténtico caos para aquellos que apreciamos el silencio y para los que para otros deberíamos “irnos a vivir debajo de un puente”, por ser demasiado delicados.

 
Sabido es que uno puede recorrer nuestro país de punta a punta y dar la vuelta que todos los días pasará por algún lugar en el que estén de fiesta patronales, municipales, regionales o nacionales, igual da. Y a esto se le puede añadir que también podremos estar entretenidos con algún campeonato de fútbol, fórmula 1, o vuelta ciclista por dónde sea.

 
Toda esta reflexión viene a que en mi pueblo como en tantos otros ya se está preparando la Semana Santa, cosa que me parece genial para a quien de ella quiera participar, pero si disponemos a tan sólo 1 km del centro de la ciudad de un polígono industrial que los fines de semana está cerrado, ¿por qué puñetas las cofradías tienen que ensayar a 100m de mi casa fin de semana sí y el otro también? Y no es que lo hagan a las 12 de la mañana, no….hay que hacerlo temprano para después ir a tomar la tapa o el aperitivo.

 
Me parece genial también que aquellos que deseen participar en un torneo deportivo, una vuelta ciclista en este caso, lo hagan. ¿Pero es necesario cortar la principal y única arteria principal del pueblo para ello? ¿No recuerdan que pueden dar la salida y llegada en el polígono? Salir o entrar de mi ciudad en días así se convierte en una odisea que me recuerda los argumentos de esas películas en las que el protagonista para salvar su vida tiene que ir de un sitio a otro buscando la salida. Vale, sí…es una vez al año ¡qué delicada soy!

 
Pero aquí viene mi reflexión del porqué de todo esto. Últimamente no hay un solo día en el que no sepamos de una manifestación por este o aquel motivo y todos con razón (la verdad es que llevamos así dos años), y estas manifestaciones se están volviendo cada vez más violentas. Por otra parte parece ser que nos estamos volviendo paranoicos y vemos complots por todos lados, si nos ponen fotos de cualquiera de las muchas manifestaciones o concentraciones que hay, están manipuladas y si no nos las ponen también. Para los ciudadanos la policía es la que provoca, para el gobierno son los ciudadanos. Las ongs dan señales de alarma sobre la pobreza infantil y familiar, para el gobierno estos datos son una provocación. Sabemos que hay gente que se está suicidando ante situaciones de pobreza y exclusión, pero no sé por qué se silencia. Tenemos noticias de casos que han tenido un final dramático por los recortes en prestaciones sociales, pero también se omiten y a muchos parece darnos igual ya que a MI no me afecta directamente. Ya hemos vivido los recortes en sanidad, educación, cultura y en el acceso a la justicia. Con los recibos de luz, agua y basura están haciendo lo que les sale de las narices, nos subieron el iva y ahora se prepara otra…..pero yo tranquila, porque excepto esto último lo demás de momento a MI no me afecta.

 
Hay gente luchando ahí fuera por todos los derechos que nos han quitado y seguirán quitándonos y otros que seguimos en casa lamentándonos desde el ordenador y el sofá. Por lo que esta mañana como SI me ha molestado los tambores del ensayo procesional y el que corten mi calle para poder salir del pueblo, me ha dado a pensar….

 
¿Saldríamos todos a manifestarnos junto con los sanitarios, profesores, funcionarios, familias de dependientes y defensores del derecho a una vivienda digna si nos quitaran todas, absolutamente todas las fiestas y eventos deportivos?
¿Podría eso movilizarnos a todos nosotros para salir realmente unidos a la calle? Estoy segurísima de que sí. Imagínense que hubiera recortes no solo en fiestas municipales, que ya ha pasado, sino que no hubiera para feria de Abril, semana Santa, San Fermín o para las Fallas (por poner algunos ejemplos); que nos cobraran una cuota a cada uno de nosotros formáramos o no parte de las cofradías o peñas por participar en dichas fiestas y que la pobreza fuera tal que los interesados no pudieran pagar una entrada para cualquier evento deportivo o concierto, que todo esto desapareciera…..

 
Hay gente ahí fuera que está luchando por mis derechos con marchas, protestas, concentraciones e incluso huelgas de hambre, pero como a MI no me afecta directamente sigo con la fiesta…

María José Rodríguez Pujante.