Yo no quería WhatsApp…….

 

images

…y tenía mis motivos. Sabía que tal y como somos iba a terminar sorprendiéndome un poco más cada día, y que según como me pillara el cuerpo (y la mente) terminaría cabreada.

Vamos a ver..el WhatsApp es para mensajes cortos señoras, no para contar la descomposición del átomo ni desarrollar el argumento de la última película de cine de autor. Para eso están las llamadas que hoy raro es quien no tiene tarifa plana, o mejor aún, quedar con las amigas y contarlo frente a un refresco, un café o una cena.

¿Por qué digo esto?….Ya sabéis que tengo dos trabajos. Un centro de yoga donde ejerzo de profesora, limpiadora, contable, relaciones publicas, secretaria…etc., etc., y una tienda de manualidades donde ejerzo de lo mismo que en el anterior además de dependienta y de estar al tanto de los pedidos que se han de realizar y realizarlos, ponerles precio y colocarlos en sus respectivos lugares. A parte de esto, llevo mi casa como toda hija de vecina y tengo una familia a la que me gusta ver de vez en cuando. Mis horarios diarios no los voy a decir porque no creo que interesen y tampoco es que me importe mucho porque disfruto de mi trabajo.

Así que cuando recibo un whatsaap de tipo “Me gustaría saber los horarios de yoga que tienes, qué tipo de yoga das, los días que son, el precio de las clases, si hay matrícula, cómo de numerosos son los grupos y saber si yo puedo realizarlo” me quedo mirando la pantalla del móvil procesando lo que me está demandando la persona y qué es lo que puedo responderle.

Al principio de tener esta aplicación solía responder, pero cuando me di cuenta de que me podía pasar media hora mensajito va-mensajito viene respondiendo dudas para luego “Vale, me lo pienso”, opté por no responder. ¿Por qué? Muy fácil.

1º Si realmente te interesa algo llama. Eso es lo que se ha hecho toda la vida y así puedes recabar muchísima más información que por el whatsapp y el trato es más directo y personalizado.

2º Como buena proferosa que soy, necesito saber por qué motivo deseas hacer yoga. Ya que si te lo ha sugerido el médico, tengo qué saber qué tipo de patología tienes, dónde la tienes (en qué parte del cuerpo por si no me has entendido) y desde cuando  (aguda o crónica). De esa forma te podré informar mejor, porque mi objetivo es que tú mejores tu estado físico o mental y eso sólo lo podré conseguir obteniendo toda la información posible.

3º Tengo varios horarios y todos se pueden adaptar a tí porque hay facilidad horaria.

4º El tipo de yoga que doy es YOGA, que ya me estoy cansando de tantos modernismos y demás historias. Que cuánto más raro parece que se llama el yoga que hacemos, más bueno es. Pues NO..desde el momento en que se realiza una postura, una sola, es Hatha yoga. Luego podrás añadirle el nombre que desees en función de lo exótico que quieras parecer. Sí es cierto que existen variantes dentro del yoga, pero se llame como se llame en el momento de realizar una asana o postura es Hatha yoga.

5º ¿El número de personas por grupo? es como preguntar a un cura en qué horarios va más gente a misa. Así que si lo que tienes es un problema de autoestima y no deseas alumnos a tu alrededor mejor mira un vídeo en youtube y practica en casa.

Y así puedo seguir y seguir y seguir….como para “whatseapplo” todo y más si te quiere contar la patología que tiene, las pruebas que le han hecho y la medicación que está tomando vía teclado…

Y lo mismo me ocurre en el otro trabajo, en el de las manualidades…

“He visto que haces talleres…¿me puedes informar qué tipo de talleres das, qué cuestan, cuándo se dan y cuántas horas duran?….

Pues lo mismo, puedo enumerar varios puntos respondiendo a esto pero no me apetece, podéis imaginarlo.

Personalmente siempre he llamado a la persona responsable cuando algo me ha interesado si no he podido acercarme físicamente al lugar,  ya que considero que es la mejor forma de obtener información y ahorrar tiempo, algo que para mí es muy valioso.

De forma que no puedo entender como teniendo la gran mayoría de nosotros tarifa plana recurrimos a la vía del whatsapp para informarnos sobre algo que nos interesa.

Si seguimos así vamos a perder la facultad de hablar.

Y esto es todo amigos. Aunque después de esta reflexión puede que vaya a tener menos “amigos”  y tampoco se trata de que esté en una edad en la que no estoy para ciertas cosas…o tal vez sí. Pero eso es lo bueno, la vida me ha enseñado que quién realmente desea algo procura informarse y formarse de forma REAL.

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga y manualidades

 

 

2 pensamientos en “Yo no quería WhatsApp…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s