Sensibilidades……

10346534_520021081432608_9095205134882661614_n

 

Hace tiempo que no publico nada referente al yoga o alguna reflexión, pero he estado enfocada en la otra actividad del centro para poder darla a conocer y que mi trabajo llegara  a más personas. Hoy me he decidido de nuevo a expresar algo que siento porque a pesar de ser las once de la mañana ya me han ocurrido varias cosas que me han tenido que hacer respirar para serenarme y no estallar, ya que se supone que como profesora de yoga no “debo” gritar.
Hoy como siempre, he entrado a mi página de facebook para poner una imagen sobre yoga y darme una vuelta por las publicaciones de otros contactos. En uno de ellos he visto un vídeo cuyo enlace os pongo al final por si queréis echarle un vistazo. Es un experimento como otros muchos que se han hecho por las redes para observar el comportamiento del “ser humano”. No me ha extrañado el resultado final, lo que me deja atónita es la reflexión del que escribe el enunciado: ”estaba a punto de perder la esperanza en la humanidad hasta que ocurrió algo que me hizo recuperar la ilusión”…pues vaya un disparate. A mí me ha dado pánico y refuerza mi creencia de que cada vez estamos peor, porque que tengan que pasar dos horas hasta que alguien se detiene para ayudar, y que ese alguien sea un sin techo, no dice mucho de nosotros o quizás si diga y mucho. He llegado a pensar incluso que se hacía tarde, tenían ganas de irse y pagaron a alguien para que se detuviera. Pero lo que sí puedo deciros es que mi ilusión en el ser humano al ver esto se ha apagado un poco más.
Puede que viendo este tipo de vídeos y otros comportamientos por la red lleguemos a pensar que estamos perdiendo el don de la empatía y la afinidad, yo así lo creo ya, pero sin embargo hay un don que se está acrecentando a tales extremos que da miedo publicar algo porque sabes que se van abalanzar sobre ti. Y ese don es la suceptibilidad que ha ido creciendo hasta tales extremos que más que susceptibles me va dando  que estamos perdiendo la razón.
Y creo que la estamos perdiendo porque esta mañana también he leído una publicación de alguien que comentaba sobre el monolito que se ha colocado en los Alpes franceses por el accidente del avión A320. La dedicatoria a las víctimas está escrita en Alemán, francés, inglés y español. Este post decía “Que no poner la dedicatoria en catalán, era una falta de sensibilidad hacia los familiares o hacia los catalanes” (ya no recuerdo). Me he quedado atónita ante la gran sensibilidad y empatía que tienen algunos, de verdad. Hasta donde yo sé, la nacionalidad de los pasajeros era esta: alemana, española, turca , belga, argentina, japonesa, australiana, colombiana, británica, israelí, belga, danesa, holandesa, mexicana, iraní, marroquí, venezolana y estadounidense. Dieciocho nacionalidades, de las que estoy segura las víctimas serán oriundas de distintos cantones, comarcas, autonomías, departamentos y demás, y que quizás en alguno de ellos se hable de forma diferente a la nacionalidad, no quiero ni pensar en si todos los familiares se pusieran a reclamar o exigir que se utilice también su idioma en la dedicatoria por falta de sensibilidad hacia sus familiares, cuando toda una comarca se está volcando con ellos y sus tragedias.
Y tampoco quiero olvidar, los post desgarradores de los defensores de los animales a solo dos días de que ocurriera el fatídico accidente, lamentándose de la falta de sensibilidad de los medios “porque no se dijera nada sobre los animales que viajaban en la bodega de carga, porque ellos también eran víctimas inocentes”. Me gustan los animales, pero por favor, por favor….y cualquiera comenta nada en el post, mejor pasar de largo, porque algunos más que argumentar ladran.
En fin, pues eso…defenderé el idioma, a los animales, a los árboles y plantas, a la alimentación natural, la energía solar y cualquier cosa que sea necesaria y pondré mis publicaciones en todas las redes sociales para que vean lo empático que soy, pero eso sí…no me pidas mi abrigo que me desequilibro

 

http://historiaspositivas.com/un-nino-paso-horas-congelandose-en-las-calles-de-nueva-york-hasta-que-paso-esto-wow/

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s