Archivo de etiquetas| YogaAlcantarilla

¿Cuál es nuestra estructura corporal?

onda-e-cadeias-gds-2-638

Cada uno de nosotros tiene una estructura ósea y muscular marcada por nuestra forma de vida, trabajo, preocupaciones, strés y todo lo asociado a nuestro ritmo de vida. Y esa estructura va a generar distintas tipologías corporales y casi todas ellas por lo que he observado en los alumnos vienen marcadas por exageradas curvaturas tanto en lordosis como cifosis, dando lugar a compensaciones para intentar evitar “las molestias” que dichas curvaturas exageradas nos van a producir.
He observado de todo tipo de tipologías corporales en las clases, algunas muy definidas, otras menos pero en todas se observan si uno está atento, esas exageradas curvaturas que he comentado anteriormente.
Una de las que más abunda es la que estando el alumno de pie se deja caer hacia adelante “como empujando”. Ante esto, el cerebro creerá “que nos caemos” y mandará información a los músculos para compensar esa sensación y vamos a crear una especie de tirantes en nuestra cadena muscular posterior para evitar “esa caída hacia adelante”.
Cuando esto ocurre la tensión comienza en la planta de los pies, sobre todo en los dedos. Sí, en los dedos. Podéis hacer la prueba si lo deseáis: Sólo tenéis que descalzaros y poneros de pie con las piernas separadas en la línea de la cadera. Hay que colocar bien alineados los pies (que no estén hacia afuera). Cerrar los ojos y balancearos suavemente hacia delante y hacia atrás, (muy poquito no hay que exagerar). Llevar vuestra atención cuando vayáis hacia adelante a vuestros pies y observar que ocurre.  ¿Qué es lo que hacen los dedos? Observar sin prisas, sentir….¿A que se arquean cómo agarrándose al suelo? Pues ahí comienza todo. Así que si mantenemos esa estructura corporal la tensión seguirá y seguirá subiendo hasta las cervicales, implicando así a toda nuestra cadena muscular posterior e implicando a otras más de las que ya hablaremos.
Cuando lo anteriormente ocurre y para compensar esa tirantez iremos creando lordosis y éstas irán creando cifosis y escoliosis. Ahora os vais a sorprender con esto ¿sabíais que una de las lordosis más olvidadas y poco tratadas ocurren en los miembros inferiores? Pues sí, ahí ocurre.
En la tipología que estamos comentando, la de empujar “hacia adelante” tenemos tres lordosis muy pronunciadas…miembros inferiores, lumbares y cervicales, hay otra más pero ya hablaremos de ella más adelante.
Comprobemos: Poneros de pie como antes (descalzos recordar) y cerramos los ojos. Echar el peso de cuerpo un poco hacia adelante y manteneros ahí. Ahora sentir qué ocurre en vuestras piernas ¿se han arquedado?…¿desde dónde hasta dónde?….¿Qué ha ocurrido en las lumbares?…sentir, no hay prisas. ¿Qué ha hecho el cuello?…es más..¿hacia dónde han ido los hombros?….¿Y las mandíbulas?
Bien, sigamos. Para compensar esta situación la parte superior del cuerpo, las dorsales, se van a cifosar..van a crear una especie de chepa, el pecho se aplana y el abdomen sale hacia afuera. Pero ojo, según las compensaciones y adaptaciones que nuestro cuerpo adopte mostraremos diversas deformidades marcando en menor o mayor grados esas curvaturas. Increíble ¿verdad?
Cuando hay una excesiva tensión en el plano sagital nuestra columna se va a desplazar y torcer para compensar esa tensión y desplazará así mismo los miembros superiores desplazándolos respecto al plano sagital. De ahí la importancia de unos correctos ejercicios tanto de estiramientos como de posturas de yoga, y eso es lo que nosotros hacemos en nuestras clases. Primero escuchar, sentir, percibir y luego trabajar con atención, intención y respiración
Increíble ¿verdad?…seguiremos hablando 🙂
María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga y osteópata

Anuncios