Archivo de etiquetas| grupos musculares

Yoga y equilibrio

Posturas de equilibrio
Cuando practicamos estas asanas (posturas), no solo mejoramos nuestro equilibrio físico, sino también nuestra habilidad para enfocarnos y concentrarnos debido a la correcta atención y concentración que debemos de poner para su realización. Su práctica nos ayuda a mejorar nuestra respiración, sobre todo en aquellas en las que expandimos el pecho o alargamos la columna.
Quizás las más conocidas sean vrkasasana o Natarajasana (detalladas más abajo), con sus diferentes grados de dificultad, pero la intención y compromiso que pongamos a la hora de acercarnos y practicar yoga nos irá dando sus frutos.

En vrksasana (o postura del árbol) aprendemos a permanecer parados con firmeza, construyendo un fuerte sentido de arraigo, base o fundamento. Al trabajar de forma adecuada con la respiración y aplicarla a la asana logramos expandirnos hacia arriba sin perder nuestra base. Damos flexibilidad a las caderas, fortalecemos tobillos, damos firmeza y tonificamos espalda descongestionando los espacios intervertebrales También se tonifican pecho, zona abdominal y sobre todo los grupos musculares de las piernas.
En la variante del la caída del árbol, flexibilizamos, fortalecemos y afirmamos las piernas, eliminamos grasa de la cintura, ayudamos hacer la digestión y la evacuación. Tonificamos el sistema nervioso y mejoramos el equilibrio y la estructura corporal.
Hay muchas variantes de vrksasana desde la postura más sencilla con ambos pies en el suelo, hasta apoyar uno de los pies en la ingle contraria (imagen), pero para alcanzar ese equilibrio necesitamos de una práctica continuada así como de la atención correcta en aquello que estamos realizando.


Natarajasana (o bailarín Real) es una postura de equilibrio que extiende el pecho y flexiona la columna, todo en uno, por lo que aporta múltiples beneficios. Fortalece las piernas, estira los hombros, abre el pecho y aumenta el equilibrio. Natarajasana también aporta seguridad interior.


Otra postura de equilibrio para alumnos avanzados es Eka pada malasana, pero que aunque parezca imposible de conseguir, con la adecuada atención y práctica con el tiempo se logra. Sus beneficios son excelentes, abre los hombros, activa toda la musculatura abdominal y los órganos contenidos en el abdomen, sin olvidar el trabajo que se hace sobre el equilibrio
Los principiantes en todo este tipo de asanas pueden comenzar apoyando los dedos de los pies en el piso o bien no subiendo tanto la pierna, lo importante es que el equilibrio ha de venir poco a poco, no hay que preocuparse si en un principio no se logra la asana perfecta, ésta vendrá con el tiempo y la práctica asidua.
El objetivo de las asanas de equilibrio de yoga es conseguir sentirnos erguidos, mejorar el tono muscular general, así como lograr una postura correcta sin empujar hacia el suelo, hacia atrás con las corvas y la cadera o hacia adelante con las mandíbulas y mantener estático el equilibrio. Estas rutinas son una gran manera de mejorar nuestro estado físico y mental.

(la asana que encabeza el artículo es tuladandasana)
María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga