Cabeza ligera, dedos ligeros…

 

pataletaEl tema de esta reflexión de hoy es complicado y sé que puedo levantar ampollas y malos entendidos, ya que al ser escrito no se percibe la entonación de las palabras ni las expresiones faciales. También sé que muchas se darán por aludidas cuando quizás ni tan siquiera vaya con ellas el tema, pero es un riesgo que voy a correr, más que nada por quedarme a gusto, que  a fín de cuentas es por lo que nos movemos todos.

Dentro de nada se cumplirá un año de la nueva etapa que comenzé en el local en el que imparto yoga y pilates. Muchos ya sabéis que como es un local grande y por esto de la crisis, creé un espacio nuevo dedicado al scrap y las manualidades. Comencé poquito a poquito, con poco material y organizando talleres para dar a conocer este sueño en mi localidad.

Como muchos, o casi todos de aquellos que emprendemos algo nuevo  tiré de las redes sociales para dar a conocer este nuevo proyecto: face, twiter, google…y comencé a entablar nuevas “amistades” por estos medios. Pronto me dí cuenta en algunos casos antes y otros bastante, bastante después que esto de las redes sociales y más si el tema es casi todo dedicado a las mujeres  que es harto complicado, difícil y a veces hasta peligroso.

Ya sabía por experiencia anteriores con otros trabajos que trabajar con y para mujeres es delicado, y aquí hasta se me tachará de feminista, pero quien sea objetivo y sincero consigo mismo sabrá que así es. Mi día a día y mi trabajo me han enseñado que el hombre es mucho menos complicado, que no simple. Dos hombres podrán darse cuenta en una fiesta o en un lugar de trabajo que comparten la misma corbata y gastarán bromas sobre ello y se preguntarán dónde se la han comprado y si a uno le ha costado más que al otro..!pero ay si son dos mujeres las que llevan el mismo pañuelo!..como sean socias de un negocio,  este hasta se puede ir a pique por esa nimiedad. Puede que esté exagerando..pongamos el mismo vestido y quitemos el pañuelo; pero entre ellas se crea una corriente subterránea de recelos, comparaciones y envidias…porque “intenta parecerse a mí…imitarme…le queda mejor….” y al final ya se sabe, al carajo con todo por un simple vestido.

Y si la cosa queda ahí pues bien va, la historia es cuando la ofendida en una rabieta infantil, decide difamar empleando todas las redes sociales a su alcance a aquella que hasta dos segundos antes era “su amiga”. Y cuanto más infantil y sin sentido sea su pataleta, más graves serán sus insultos y difamaciones ya que su rabieta no la deja ver más allá de sus narices.

¿Lo peor?…la cohorte de respuestas de esa especie de “peces piloto” que sin saber de que va el tema ni qué es lo que ha ocurrido realmente, se identifican con la rabieta de la ofendida y alimentan su pataleta con todo tipo de comentarios fuera de tono, pero imagino que eso es lo que tiene tener dedos ligeros.

Y ese es uno de los grandes peligros de las redes sociales en manos de gente con la cabeza ligera, que no solo te dicen por gastarte una broma, por cierto de muy mal gusto, que un famoso ha fallecido, sino que te hunden una reputación que te estás haciendo con mucho esfuerzo y sacrificio en un plis plas.

Recuerdo haber leído el otro día un comentario en un grupo de no voy a decir qué, difamando a una tienda on line muy conocida. Los comentarios de pena, pero lo que más me apenó fué leer los comentarios del dueño de la tienda intentando calmar como mejor podía a toda esas empatizadoras con  la perjudicada. Al final todo quedó en nada después de no sé cuantos comentarios penosos, pero yo pude sentír el sudor del dueño de la tienda para restaurar su buen hacer, a través de la pantalla del ordenador.

Pero afortunadamente queda o quedamos gente con la cabeza bien amueblada, que antes de colocar cualquier foto o cualquier comentario ofensivo y malsonante en un medio público nos paramos a pensar, ya que eso es lo que nos enseñaron que hay que hacer. Y una vez que hemos pensado qué puede haber ocurrido, llamamos y preguntamos y si eso no nos convence pues volvemos a preguntar….pero la gente sensata, madura y educada no se dedica a soltar cubos y cubos de mierda (perdón por la expresión) sobre nadie por la red.

Y ya está, como decía aquel personaje de dibujos animados…eso es todo amigos.

María José Rodríguez Pujante……aprendiendo todavía.

https://www.facebook.com/pages/El-Taller-de-Tiphereth-Scrapbooking/259831040870453?ref=hl

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “Cabeza ligera, dedos ligeros…

  1. “La Red Social puede ser un arma peligrosa en manos poco sensatas (ya que no es lo mismo que insensatas) y deseosas de encontrar un protagonismo rápido y trivial a la vez”…………… Mis opiniones son mías y no preciso que nadie las apoye o las rebata, de igual manera que no debo ser un “arma repetitiva” contra todo aquello que no entiendo, no comprendo o simplemente no estoy de acuerdo.-

  2. En el mundo online, como en el offline, siempre hay gente que critica y suelta basura sin pensar en los demás. Muchas empresas tienen el mismo problema, personas que con sus comentarios destructivos quieren derrumbar todo el esfuerzo que conlleva crear y mantener una reputación como empresa e incluso como persona. En estos casos es importante, si la empresa tiene ya cierto prestigio, ponerse en manos de alguien que sepa sobre el manejo de estas situaciones, que en comunicación llamamos crisis. Si en algún momento necesitas ayuda sobre el tema no dudes en pedírmela 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s