Pratyahara…el quinto peldaño.

 

monjePara poder acceder a los niveles sutiles del yoga, tenemos que haber adquirido una cierta maestría con las técnicas anteriores y que ya fuimos describiendo anteriormente, pero también es necesario haber trabajado con el cuarto paso en este camino de evolución o conocimiento del yoga: el Pratyahara, que es la retracción o el retiro de los sentidos, llevarlos hacia adentro, aislarnos del torbellino de las emociones y pensamientos.
Los maestros de yoga advierten que para que la práctica del Pratyahara se pueda conseguir con éxito, el cuerpo tiene que estar libre de drogas, alcohol, tabaco y carne; haber realizado asanas y pranayama para así purificar el cuerpo y nuestras percepciones.
Hay personas que tienen más o menos afinidad con los medios a través de los cuales percibimos. Hay personas que se “alimentan” sensorialmente por medio del oído, otros a través del gusto, otros de la vista, otros del tacto…va a depender de nuestro carácter. En el Pratyahara lo que se intenta no es eliminar nuestras sensaciones o sentimientos, sino transmutarlos para que no nos dominen y se hagan dueños de nuestros actos. Aquí se toma contacto con ellos y se transforman en algo positivo. Como una vez me dijo un maestro: “Las emociones y sentimientos son energía con una intención que nos obstruye, y que una vez transformados seguirán siendo energía, pero con una intención que nos permitirá la liberación de ellos”.
Cuando aprendemos a liberarnos de las emociones que nos producen ciertos acontecimientos ( que insisto, no se trata de suprimirlas), podremos desvincularnos de ellos y observarlos a voluntad como ajenos a ellos, aprovechando su energía para ampliar nuestra conciencia y lograr que sea más plena, intensa y profunda.
Resulta que en occidente, debido a nuestro carácter y forma de vida, necesitamos de técnicas más específicas que nos ayuden a llegar a este punto que comentábamos de ampliación de la conciencia llamado Pratyahara. Y para ello está lo que en yoga se conoce como “ekagrata”. La ekagrata es la concentración en un solo punto, concentrarnos totalmente en un punto u objeto determinado y observar nuestro estado de ánimo y las variantes que se producen en nuestro estado mental y emocional. Esta concentración en un solo punto, que puede ser sobre un objeto o acontecimiento ocurrido nos permitirá una mayor lucidez sobre todos los aspectos de nuestra vida y sobre las situaciones que nos vayan ocurriendo. La ekagrata sería como el primer paso para llegar a un Pratyahara más pleno.533530_511263982237719_1283169583_n
Una vez que hemos conseguido esa concentración sobre un punto, el segundo paso a seguir es la plena conciencia de nuestros pensamientos que siempre manifestamos a través de imágenes, soliloquios, tragedias y alegrías pasadas o futuras…debemos armonizar nuestros pensamientos para armonizar nuestras emociones, ya que la energía emocional es más sutil y desgraciadamente, en occidente, más desconocida. Para armonizar nuestros pensamientos debemos observarnos en nuestro día a día desde que nos levantamos hasta que volvemos a dormir, deteniéndonos siempre a observarnos, mirarnos y escucharnos en aquellos momentos de más intensidad. Este “estar presente” en cada reacción a los acontecimientos cotidianos, permite que nuestra mente se vaya disciplinando y nos ayudará a saber cómo se va entretejiendo nuestra vida en un sinfín de acontecimientos, que no es ni más ni menos que el resultado de unas tendencias que nosotros mismos vamos imprimiendo. No volvemos observadores de nuestro propio pensamiento, y esto es importante: no se trata de pensar nuestros pensamientos, sino de observarlos.
Como nuestros pensamientos son más sutiles que nuestro cuerpo físico, al observarlos sin enjuiciarlos ni reprimirlos, poco a poco se van calmando, adquieren un ritmo, se van armonizando y al ser todo un reflejo de todo, cuerpo y mente se irán armonizando, las fronteras se irán desvaneciendo.

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

9 pensamientos en “Pratyahara…el quinto peldaño.

  1. Un artículo muy bonito Mjose y sobre todo, saludable para el alma que es lo mas importante que tenemos. A mi tb me relaja hacer scrap porque durante el tiempo que trabajo en él scrap tengo mi mente concentrada sólo en eso: no pienso en nada mas que en ese momento y es un descanso para mi inquieta mente! jejeje. Has cambiado el look del blog verdad?! esta asi fantastico y me gusta mucho la nube de temas tratados! besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s