Actitud correcta…….

480x500_fitbox-tipos_de_yoga

Poco a poco se acerca Septiembre y Agosto comienza alejarse, y con él las vacaciones, el tiempo libre, el no hacer nada y disfrutar de todo, pero yo qué queréis que os diga, ya tengo ganas de volver a poner cierto orden en mis horarios y en mi día a día, aunque bien es cierto que echaré de menos el poder dedicar tiempo a lo que me gusta.
Pero bueno aquí estamos de nuevo dando información a todos aquellos que se acercan por primera vez al yoga sobre cuáles son sus beneficios, qué van a conseguir, si se van o no a relajar, si van o no adelgazar y mil preguntas más que por mucho que intente responder no van a servir de nada si no se tiene la ACTITUD correcta. Nos acercamos al yoga porque hemos oído que a fulanita le ha ido bien, porque me lo ha dicho el médico, porque me comen los nervios, porque no puedo dormir y otras mil batallitas más…
Algunos preguntan y preguntan incluso cosas que no tienen nada que ver con el yoga, y sé que ni lo intentarán porque cuando  si uno está realmente decidido a practicar esta disciplina y está interesado en mejorar su calidad de vida o crecer como ser humano, no necesita recomendaciones de nadie ni que a su amiga le haya ido bien.
Yo les diría a todos estos posibles o imposibles practicantes, que primero se preguntaran así mismos que es lo que realmente buscan. Que intenten conocer qué desean cambiar en su vida y si están dispuestos a ello. Que intenten averiguar cuáles son sus patrones de conducta, emocionales, mentales, etc., que les ha llevado a lugar donde se encuentran y en el que no se sienten cómodos. Porque cuando comenzamos esta práctica y lo hacemos desde la concienca, el respeto y con disciplina hacia nosotros mismos, comenzaremos a reconocer esos patrones y esas actitudes que tenemos ante la vida. La práctica del yoga nos puede sacar de la rutina de la prisa y del hacer las cosas “por hacer”. Nos va a poner “ante nosotros mismos”, y puede que eso no nos guste. El simple hecho de permanecer inmóviles en determinadas posturas, en silencio y concentrados, ya nos va a suponer un reto en muchos casos insalvable, y entonces nos sabotearemos con cualquier excusa.
En mis años como profesora he observado que cada grupo mueve su energía, pero en todos, y por diferentes que sean sus miembros se repiten los patrones de conducta. El silencio y la inmovilidad hacen surgir dichos patrones. El alumno que es competitivo, siempre está en lucha contra sí mismo y contra los compañeros; el que es acelerado, no tolera estar inmóvil en las posturas y siempre estará moviendo o colocándose algo; el despistado nunca recordará como realizar una postura por más que la practique ya que mentalmente está en todas partes menos en clase; el controlador y desconfiado permanecerá toda la sesión con los ojos abiertos para controlar que sucede a su alrededor; el perezoso no dura un mes, o bien con cualquier excusa evitará avanzar en las posturas…Todo dependerá de los patrones de conducta que tengamos, y la práctica del yoga los refleja en nuestras sesiones.
Desde mi experiencia, he observado que pocos, muy pocos mantienen una actitud correcta para poder sentir y vivir el yoga, por lo que nunca entenderán ni podrán beneficiarse de todo lo que su práctica puede aportar en nuestra vida.

yoga-600x350
Desde aquí puedo aconsejar ciertos pasos a seguir por si puede servir de ayuda:
Intentar entrar a clase como a un lugar sagrado. Permanecer los minutos que faltan para el comienzo de la clase en silencio y recogimiento, nos ayudará a calmar la respiración y los ajetreos mentales y comenzar más integrados nuestra sesión.
La respiración será el conductor de toda nuestra práctica. A través de ella percibiremos y sentiremos todo lo que va ocurriendo en nuestro cuerpo, porque es ella la que ayuda a mantener atenta a nuestra conciencia. Nos ayudará a sentir hacia qué sitios de nuestro cuerpo se dirige el beneficio de cada postura, con una práctica y respiración adecuada podremos sentir cómo la energía se concentra en un lugar determinado de nuestro cuerpo.
No se debe menospreciar los Yamas y Niyamas, ya que son las llaves para obtener ese cambio que deseamos en nuestra actitud ante las cosas. Hay que aplicarlos en la vida diaria, poco a poco, sin agobios, y observar como respondemos al intentar aplicarlos en nuestro día a día. Acceder a cursos, talleres o leer temas relacionados con el yoga y su mundo, teniendo cuidado de donde nos metemos, porque aunque el yoga no es una secta, muchos sí terminan transformándolo en algo parecido.
Llevemos cuidado con “los nuevos yogas” con nombres atractivos y que resulta que le ha ido muy bien a la famosa de turno. El yoga es YOGA sin más adornos ni florituras modernas. Otra cosa es que deseemos estar al día en lo último y ante esto yo aconsejo mejor asistir a un gimnasio, que otro día hablaremos de la diferencia entre practicar yoga en un centro especializado en esta disciplina o ir a realizarlo en un gimnasio.
Hay que desarrollar la paciencia. No vamos a conseguir en diez sesiones lo que hemos estropeado y maltratado durante años. No hay que tener prisa, debemos dejar que cada postura se vaya adaptando a nuestras circunstancias físicas y después ir mejorándola, no debemos de competir contra nosotros mismos.
Presta atención a qué músculos son los que realmente están haciendo el trabajo en determinada postura, y aprende a relajar el resto…siempre digo a mis alumnos que “podemos trabajar con los brazos sin tensar los hombros”.
Con el tiempo y si tenemos la suficiente paciencia y compromiso, en nuestra práctica podremos penetrar en nuestro interior y disfrutar de cada postura, porque cada una de ellas nos hará sentir de forma diferente, podremos “vivirlas” y disfrutar con su realización.
No debemos esperar adelgazar, relajarnos, concentrarnos, obtener flexibilidad….acerquémonos a su práctica abiertos, con ganas de aprender a conocernos, de poder sentir y dialogar con nuestro cuerpo, de cambiar actitudes y patrones de conducta, de mejorar como seres humanos….”todo lo demás” vendrá por añadidura.

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga y Pilates.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s