Operación bikini

Mujeres-Playa2-FDG
Existe una época en la que las “dietas milagro” o también llamadas “dietas mágicas” buscan a sus “víctimas” y nos coincide con los meses de abril y mayo (es la llamada “operación bikini”). La información de remedios y dietas para adelgazar se amplía día a día y procede de prensa, revistas especializadas y divulgativas, programas de televisión, internet (a día de hoy, si se entra en el buscador de internet google y tecleamos “operación bikini” figuran aproximadamente 900.000 entradas, por lo que “hay que tener especial cuidado” y no entrar en “cualquier página”.
¿Qué peligros pueden suponer las dietas milagro?
Partiendo de que este tipo de dietas se olvidan de la adecuada ingesta de nutrientes, con ellas se consumen menos calorías de las necesarias y no logran establecer unos hábitos alimentarios correctos, se pueden producir alteraciones como hipoglucemia, arritmias cardiacas, problemas gastrointestinales, trastornos metabólicos (cetosis, etc.), malestar general, mareos, caída del pelo, contracturas musculares… Por eso, es de vital importancia una adecuada educación nutricional que nos ayude a mantener un peso saludable durante toda la vida
¿Cuándo es necesario plantearse iniciar una dieta? ¿Cuándo hay que acudir a un especialista?
Siempre que se quiera iniciar una dieta de adelgazamiento, hay que acudir a la consulta de un experto en nutrición (Técnico Superior en Dietética, Diplomado en Nutrición Humana y Dietética o personal sanitario debidamente formado) además de tener en cuenta al médico si la persona tiene una patología que deba ser tratada durante el programa de pérdida de peso, por lo que ambos especialistas se tienen que tener en consideración.images
¿Existe algún alimento que debamos excluir de nuestra alimentación cuando estamos a dieta?
Nunca debemos excluir ningún alimento, en todo caso, podríamos limitar su consumo si por diversas patologías (diabetes, HTA, enfermedad cardiovascular) hay que tenerlo más en consideración (azúcares simples, sal, grasas saturadas…). “No hay alimentos buenos o malos, sino buenas o malas dietas”, es decir frecuencias de consumo y cantidades inadecuadas que son las responsables de un desequilibrio en nuestra dieta y de una posible ganancia de peso.
¿Cuáles deben ser las características de una dieta para que funcione sin poner en riesgo nuestra salud?
Para que una dieta de adelgazamiento se haga de forma correcta, ha de ser el resultado de un menor consumo calórico en relación con el gasto y para ello tenemos que tener en cuenta:
• Que el peso perdido se mantenga durante toda la vida.
• Que el menor aporte calórico vaya acompañado de un incremento en la densidad de nutrientes. Por ello, es importante consumir alimentos con alta densidad de nutrientes como las frutas, las verduras, los panes y cereales de granos enteros, la pasta…
• Que la planificación de una dieta de adelgazamiento se realice sobre las bases del conocimiento de la ingesta calórica previa habitual, del individuo al que va destinada.
• Que los hábitos alimentarios del individuo, a quien va dirigida la dieta, le produzcan placer o, al menos, no debe producir rechazo lo que haría difícil su seguimiento, aún cuando es obvio que al ser la grasa el principal agente palatable y también la principal fuente de energía, la pérdida de placer puede llegar a dificultar la pérdida de peso.

Somos especialistas en Dietética y Nutrición y le orientaremos sobre cómo tomar una Alimentación equilibrada con perdida de peso, sin ningún riesgo para su salud
Lydia .D.G.

Técnico Superior en Dietética y Nutrición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s