Aceite esencial de menta

12295739-la-aromaterapia-con-aceite-de-menta-hojas-de-menta-velas-perfumadas-y-de-la-cal

Mentha piperita, menta es otra planta nativa de Europa, aunque Estados Unidos de América produce hoy en día más aceite esencial que ningún otro país, pero el mejor aceite esencial puede que sea el de Inglaterra, puesto que esta planta gusta de un ambiente húmedo y allí no falta.
Ya era conocida por los antiguos egipcios, griegos y romanos que se coronaban con menta en sus fiestas además de emplearla para dar sabor a vinos y comidas, y no se diferenció de las demás mentas (poleo, hierbabuena..) hasta el siglo XVII. Era ingrediente de perfumería entre los hebreos y es uno de los aceites que tienen mayor importancia terapéutica y un mayor empleo comercial: dulces, refrescos, pastas dentífricas, etc.
Entre sus muchas propiedades cuenta con ser analgésica, anidontálgico, anestésico, anticolagogo, antiinflamatorio, antiséptico, antiespasmódico, carminativo, cefálico, descongestivo, expectorante, febrífugo, hepático, estomacal, nervino, vasoconstrictor y vermífugo. Su sabor es una combinación de dulce, amargo y ácido. Su aroma es enérgico y penetrante. Entre sus principios activos el más conocido y utilizado es el mentol. Las industrias farmacéuticas utilizan este principio extensamente en sus productos, pero resulta más efectivo cuando se emplea en su estado “integral”, es decir, como parte integrante del aceite esencial.
Ejerce una acción doble, refresca en circunstancias cálidas y calienta en las frías, por lo que se puede utilizar para frenar la mucosidad, la fiebre y estimular el sudor. Es útil en toses secas y congestión de los senos, pero en estos casos siempre es mejor mezclarlo con aceite esencial de lavanda, eucalipto o alguno de los otros aceites que se utilizan para estos casos.
Donde más acusa su acción es en el sistema digestivo y tiene una acción beneficiosa sobre el estómago, hígado e intestinos. Es valiosa en cólicos, diarreas, indigestión y vómitos al ejercer una acción antiespasmódica sobre la musculatura del estómago e intestinos. Una infusión de menta y unos masajes con su aceite esencial en la zona del estómago en sentido de las agujas del reloj, ayuda a calmar y eliminar síntomas.
Es excelente en dolores de cabeza y migrañas relacionados con problemas digestivos o hepáticos y por este motivo también ejerce su influencia en dermatitis ocasionadas por congestiónes hepáticas. Favorece la desintegración de los cálculos biliares y puede utilizarse mezclado con otros aceites para los renales. Como analgésico/emanagogo es útil en caso de disminorrea y de menstruación escasa.
Fortalece y tranquiliza los nervios, siendo eficaz en trastornos nerviosos del tipo de la histeria, palpitaciones, temblores, parálisis o cualquier tipo de conmoción. Constituye un tónico para el corazón y la mente. Las compresas frías de menta o mezclada con lavanda y aplicadas a las sienes, aliviarán el dolor de cabeza, siendo más efectivas si se aplican al inicio del dolor. Esta mezcla es muy efectiva puesto que ambos aceites son antidolorosos, a pesar de que uno es estimulante (menta) y el otro sedante (lavanda), pero muchos preparados farmacéuticos mezclan ambas propiedades (aspirina y cafeína).menta_1
Al eliminar la congestión tóxica, puede ser de ayuda en dermatitis, herpes, sarna y prurito al ejercer una constricción capilar, y ejercer una acción refrescante aliviando picores e inflamaciones, pero siempre empleándolo con moderación.
La menta no debe emplearse si se están tomando remedios homeopáticos, y debe almacenarse lejos de ellos. Tampoco debe utilizarse al anochecer, no olvidemos que es un estimulante y no es sensato emplearla durante largos periodos.
En el plano psicológico el aceite esencial de menta aporta la energía necesaria para mantener la atención interna sobre nuestras capacidades, aportando equilibrio y dirección a nuestros propósitos impulsándonos hacia adelante. Si decidimos vivir con todo nuestro entusiasmo puesto en una meta concreta nuestra vida cambiará y es cuando la menta nos ayudará a seguir ese camino y propósito.

Empleo seguro de los aceites esenciales:
-La automedicación es imprudente ya que ciertos aceites esenciales tienen contraindicaciones para las embarazadas, personas alérgicas o con problemas crónicos, como hipertensión o epilepsia y en el caso particular de bebes, niños y ancianos se utilizan en menor proporción y no todos son recomendados. El uso interno de los aceites esenciales debe ser controlado por facultativo médico especializado en aromaterapia.
-Mantenerlos fuera del alcance de los niños y no utilizarlos con bebés de menos de seis semanas de vida.
-Siempre que sea posible hay que comprarlos orgánicos y 100% puros; deben embotellarse en cristal oscuro y guardarse en un lugar seguro.

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s