Aceite esencial de clavo

clavo1

Es un árbol de hoja perenne que puede llegar alcanzar los nueve metros de altura. Sus capullos, en forma de clavo, tienen un color rojo pardo rojizo. Su uso es muy antiguo, los oficiales del ejército chino ya lo utilizaban dos siglos A.C. para combatir la halitosis y lo mascaban para aliviar los dolores de muelas. Fueron los comerciantes chinos quienes distribuyeron sus semillas por otras zonas de Asia. En Oriente se sigue utilizando en la medicina natural como anestésico para el dolor y para combatir muchas enfermedades. En algunas tumbas egipcias también se encontraron semillas de clavo entrelazados formando collares y griegos y romanos los utilizaban en sus comidas. En Europa fueron los portugueses quienes lo introdujeron allá por el siglo V en sus viajes por Oriente convirtiéndose en una importante especia. Sus propiedades digestivas son muy apreciadas en la India y en los países asiáticos. Algunos perfumes especiados contienen clavo, y también se utiliza e vinos y licores.
Entre sus muchas propiedades podemos citar que es analgésico, anestésico, antidontálgico, antineurálgico, antiespasmódico, desinfectante, cicatrizante, insecticida, aperitivo, carminativo, estomacal y vermífugo.
Es un aceite muy potente que ha de ser utilizado con muchísima prudencia, su uso inadecuado puede conducir a la muerte y es muy irritante para la piel si no se emplea en dosis adecuadas. Su olor es dulce especiado, su sabor acre y ardiente; combina bien con los aceites esenciales de bergamota, lavanda, salvia y ylang ylang.
Entre los componentes de este aceite esencial se encuentra el eugenol, responsable de sus virtudes analgésicas, anestésicas y antineurálgicas, ya que bloquea la conducción nerviosa y en concentraciones bajas, es capaz de reducir la transmisión sináptica de la zona neuromuscular y favorece la inhibición de las trasmisiones nerviosas de las células y la síntesis de las prostaglandinas.Clove-Oil_thumb
Es muy beneficioso para el sistema digestivo. Eficaz contra vómitos, diarrea, espasmos intestinales, dispepsia, parásitos intestinales. Tiene un efecto tonificante en trastornos estomacales, intestinales y del bazo. Estimula la digestión abriendo el apetito de lo que se recomienda su uso en caso de inapetencia o anorexia. Estimula los ácidos gástricos favoreciendo la digestión. Se utiliza también en los mareos, vómitos y diarreas, incluso en los producidos por los viajes.
Alivia los problemas respiratorios y antiguamente fue empleado en el tratamiento de la tuberculosis, el asma y la bronquitis, ayudando a expulsar las mucosidades y bajar la inflamación bronquial.
Al ser un potente antibacteriano lo podemos usar como vaporizador durante el invierno para estimular la resistencia a los gérmenes y aún se siguen utilizando en muchos lugares, naranjas tachonadas con clavos de olor como repelente aromático de insectos.
Posee propiedades afrodisíacas que pueden ser aplicables en el tratamiento de dificultades sexuales como la impotencia, eyaculación precoz o la frigidez. Es muy utilizado en Oriente para estimular la líbido y como estimulante se suele mezclar con las plantas de jengibre y canela también afrodisíacas.
Su aceite es también muy rico en taninos y ayuda en la cicatrización de las heridas.
A nivel psicológico el clavo ayuda a desprendernos de lo material y de las ideas sobre la vida y sobre cómo debemos vivir. Su aceite refuerza nuestros puntos fuertes cuando nos aferramos a las cosas y sin embargo hay necesidad de cambiar nuestros hábitos internos o externos. Ayuda a eliminar el desorden y crea un espacio para nuevas y diferentes oportunidades y experiencias diferentes.

 

Empleo seguro de los aceites esenciales:
-La automedicación es imprudente ya que ciertos aceites esenciales tienen contraindicaciones para las embarazadas, personas alérgicas o con problemas crónicos, como hipertensión o epilepsia y en el caso particular de bebes, niños y ancianos se utilizan en menor proporción y no todos son recomendados. El uso interno de los aceites esenciales debe ser controlado por facultativo médico especializado en aromaterapia.
-Mantenerlos fuera del alcance de los niños y no utilizarlos con bebés de menos de seis semanas de vida.
-Siempre que sea posible hay que comprarlos orgánicos y 100% puros; deben embotellarse en cristal oscuro y guardarse en un lugar seguro.

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s