¿Qué es un sadhu?


La India es un país de renunciantes desde la más remota antigüedad. Personas que han roto con todo tipo de lazos en un intento de escapar del mundo de los fenómenos y encontrar la liberación espiritual. Muchos de estos hombres se han aislado en bosques o montañas, algunos permanecieron años o toda una vida en cuevas o grutas con el único fin que su propio perfeccionamiento interior. Los hay que han ido errando de aquí para allá sin identificarse ni apegarse con ningún lugar, haciendo de su peregrinaje una búsqueda de sí mismos, estos son denominados sadhus y su origen es antiquísimo.
Un sadhu (yogui) es un asceta hindú o un monje que sigue el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación. Es la cuarta fase de la vida en la religión hindú, después de estudiar, de ser padre y de ser peregrino, aunque los hay de todas las edades. La tradición sadhu cree que el mundo es ilusión por lo que renuncian a todos los vínculos que los unen a lo terrenal o material en la búsqueda de los verdaderos valores de la vida y borrar pasados Karmas.
Son extremadamente austeros y se les puede ver por cualquier carretera o camino rural. Muchos sadhus imitan la vida mitológica de Shiva, el más grande de todos los ascetas. Llevan un taparrabos o túnica de color azafrán (símbolo de renuncia y muchos de ellos pueden llevar el cuerpo cubierto de ceniza), un tridente en la mano (símbolo de Shiva) y se pintan tres rayas de ceniza en su frente para representar los tres aspectos de Shiva en su búsqueda asceta para destruir las tres impurezas (egoísmo, acción con deseo y el maya). Las túnicas o taparrabos de color azafrán que llevan muchos sadhus significan que han sido simbólicamente lavados en la sangre fértil de Parvati, la consorte de Shiva. Dedican la mayor parte de su tiempo a la meditación y contemplación. Muchos de éstos se reúnen en determinadas fiestas como es el Kumbhamela.
Los sadhus han dejado atrás todas las ataduras materiales para liberarse, viven en cuevas, bosques y templos por toda la India. Existen alrededor de 4 ó 5 millones de sadhus hoy en día en el país, y son personas respetadas, veneradas e incluso temidas por sus logros. Son mantenidos por todos los ciudadanos que les donan alimentos. No todos son auténticos sadhus, algunos son simples mendigos o delincuentes que se hacen pasar por sadhus para burlar la justicia.
Los sadhus suelen pasar los primeros años de renunciación con sus gurús, o maestros, practicando Karma yoga. Tradicionalmente se afeitan la cabeza como símbolo de renuncia y sumisión a sus gurús, a los que estarán unidos de por vida. Una vez que dominan las artes espirituales y yóguicas, suelen abandonar al gurú para vagar por carreteras y selvas, sin permanecer mucho tiempo en el lugar. Los sadhus cren que el desplazarse mantiene la mente y el cuerpo alertas y que al quedarse en un mismo sitio conduce al estancamiento.
Hay sadhus de todas las edades y de las más variadas sectas, aunque la mayoría son hindúes, también los hay jainistas, budistas y musulmanes. Dentro de los sadhus, los Nagas son los más prominentes ya que se mantienen desnudos, cubiertos solamente con un “vibhuti”(taparrabos) o cenizas sagradas. Dejan crecer su pelo en bucles llamados “jata”. Los sadhus se dividen en tres principales “akharas” o denominaciones, las cuales fueron establecidas en el siglo VIII por el gran sabio Adi Shankaracharya. Este estableció cuatro “maths” o centros en las cuatro puntas extremas de India. En estos akharas, los sadhus aprenden el control de la mente y del cuerpo hasta ser maestros del yoga. La mayoría de los sadhus pertenecen a la secta Juna Adhara, famosa por sus extremadas penitencias y los logros yóguicos de sus sadhus (algunos de ellos han permanecido sobre una sola pierna o con un brazo elevado durante años), pero jamás para hacer de ello un comercio. Los devotos de Bhaivara, la manifestación colérica de Siva, viven en campos de cremación y usan la parte superior de los cráneos humanos como cuencos de limosna. Los sadhus Danda, dan casi todas sus posesiones, conservando únicamente un cuenco para agua y un bastón y subsisten de la comida que les dan.
A día de hoy, actualmente son muchos los sadhus que se “han comercializado” y hacen alarde de todos los logros físicos obtenidos tras años de estudios y renuncias por conseguir algo de dinero, una fotografía o una imagen televisiva, desprestigiando con su comportamiento unos conocimientos y tradición que se pierde en la noche de los tiempos.

 

María José Rodríguez Pujante. Profesora de yoga

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es un sadhu?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s