¿YOGA O PILATES?

Muchos son los que me hacen esta pregunta y siempre les respondo lo mismo: YOGA. Y no es que no conozca el pilates o que no me guste, sino que como técnica corporal, mental, emocional y también espiritual, quizás solo el tai-chi siempre que se practique con técnicas de Chikung, es el más completo de todos.

Cuando escucho que con el Pilates “se logra el equilibrio, la verticalidad, el control del cuerpo…”, me surge la sonrisa. Eso y mucho más es algo que el yoga viene consiguiendo desde hace más de cinco mil años, siempre y cuando aquel que lo practique se comprometa con la disciplina del yoga. Y desde luego no creo que el yoga pretenda “el control del cuerpo”, sino SENTIR EL CUERPO, así como nuestra respiración, nuestra atención y concentración. Nuestro cuerpo no es algo independiente a nosotros, no “nos cuelga” bajo la cabeza, aunque desafortunadamente la gran mayoría de la gente así lo percibe, es como algo ajeno a ellos que mientras no moleste bien va, pero que cuando dice que algo duele, es entonces cuando hay que “controlarlo” para que no nos dé mucho la tabarra.

El yoga es el yoga, no una mezcla de posturas de varias técnicas. Es una disciplina que abarca mucho más que nuestro cuerpo, nos permite entrar en contacto con él, con su “lenguaje”, con sus acortamientos, contracturas, resistencias. Nos hace reaprender a respirar y acompañar el movimiento y la respiración. Busca el equilibrio no solo corporal sino también metal y emocional. Aquí no hay máquinas que nos ayuden a realizar mejor la postura, sino que es el propio alumno con la ayuda del profesor el que irá logrando el objetivo. Y si como he llegado a escuchar a más de uno que practicando yoga se lastimó habría que preguntarle a qué centro o con qué profesor (profesora), lo practicó. He conocido supuestos profesores de yoga que obtuvieron el título en un mes y con él en la mano salieron a la caza y captura de alumnos.

Muchas de las posturas que pilates da como suyas, son posturas de yoga, por ejemplo (y no emplearé el nombre en sánscrito) lo que en pilates se le llama “la navaja suiza”, en yoga es postura de la vela, lo que ellos llaman flexiones completas en el yoga es la postura de la cigüeña y postura del cocodrilo, lo que para pilates es el balancín hace cinco mil años que se le dio el nombre del arco, y muchas más….pero en el yoga el que consigue esas posturas es el alumno por sí solo, poco a poco, fortaleciendo, estirando, alargando, relajando y perseverando.

No pretendo menospreciar el pilates, pero hace años que dejé de “comprar” todo aquello que me vendían.  A los occidentales todo nos cansa, siempre estamos reinventando sobre lo antiguo y no es que ello sea malo pero algo tiene que tener una disciplina (porque eso es el yoga) que lleva funcionando miles de años, así que no puedo evitar que algo se revele en mi interior cuando oigo que pilates es mejor que el yoga, como lo mejor de lo mejor en técnicas corporales. Son diferentes, cada uno con su forma de hacer las cosas y lo bueno es que cada uno de nosotros encontremos en nuestro camino aquello que mejor nos viene o con lo que más vibremos, pero personalmente quizás por experiencia y por haber practicado muchas disciplinas puedo decir sin temor a equivocarme que el yoga hoy por hoy es la disciplina, técnica o ejercicios como quiera que se desee llamarle, más completa.

María José Rodriguez Pujante. Profesora de yoga e instructora de Tai-chi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s