Beneficios del yoga en la circulación

 

Con la llegada del verano son muchas las personas que se lamentan de pesadez, hormigueo, entumecimiento y dolor en las piernas, problemas que se asocian a una mala circulación venosa. A la pregunta de cómo remediar o mejorar estos síntomas no es fácil responder ya que se debería de hacer un estudio para evaluar el estado general de salud y si lo que buscamos es una ayuda dentro de la farmacopea natural no debemos olvidar que jamás deberemos dejar un medicamento que nos haya sido prescrito por el doctor sin consultar antes con él, así como tampoco tomar nada que pueda interferir con dicho medicamento aunque lo que vayamos a ingerir sea un simple infusión.

En tratamientos naturales a la hora de tratar cualquier problema de salud se estudia al paciente desde una perspectiva global, no se mira solamente los síntomas que pueda tener puesto que se parte de la base de que somos un todo y cualquier problema no tratado en un órgano o sistema afectará a otro con el tiempo o tal vez el síntoma no sea la raíz del problema sino que esté siendo causado por una alteración en cualquier otra parte de nuestro cuerpo.

Como estamos hablando de circulación venosa, lo que más se acentúa en época de calor son las varices, venas enlongadas, dilatas y alteradas generalmente en las piernas pero que pueden darse en cualquier parte del sistema venoso debido a que el flujo sanguíneo no sigue la dirección adecuada. Este flujo alterado puede deberse a muchos factores: insuficiencia de las estructuras de la pared venosa, por compresión de las venas pélvicas, posiciones ortostáticas exageradas, falta de ejercicio, obesidad, factores genéticos e incluso por problemas de tipo glandular o neurovegetativo. Sin entrar en más detalles para no extendernos demasiado, podremos decir sin temor a equivocarnos que en la gran mayoría de los casos el hígado estará afectado, por lo que deberemos empezar siempre por una dieta depurativa.

Hay que cambiar nuestra alimentación ya que los ácidos del metabolismo de la gran mayoría de nuestros alimentos se van adhiriendo a las paredes internas de las venas perdiendo con los años su elasticidad, se distienden y forman nudos, de ahí esas bolsas varicosas que tanto afectan a la salud como a la estética.. Mejor olvidar las proteínas de todo tipo de carnes y pescado, conservas, bollería, cereales y azúcares refinados. Abusemos de frutas, hortalizas y verduras puesto que nos irá mucho mejor, añadiendo a esto infusiones que ayuden a mejorar el estado de nuestro hígado. Una vez depurada nuestra sangre es cuando podremos tomar plantas que ayuden a reforzar las paredes de los capilares disminuyendo la inflamación y los edemas.

Hay que hacer ejercicio suave, caminar, nadar y como no el yoga siempre nos va ayudar porque entre los muchos y variados procesos que la práctica del hatha yoga ejerce sobre nosotros vamos a destacar hoy el del sistema cardiocirculatorio. Este sistema mantiene y distribuye la sangre por todo nuestro organismo nutriendo cada rincón de nuestro cuerpo. Una mala función de este sistema afectará a nuestra vitalidad y salud.

Con las asanas estimulamos el músculo cardiaco. Cuando empleamos los músculos en las posturas éstos necesitan más oxígeno por lo que aumenta el riego sanguíneo facilitando la apertura de los vasos arteriales distales y una apertura de los vasos coronarios que irrigan el propio corazón, aumentando el flujo de sangre al mismo. Las asanas invertidas ayudan a mejorar el ritmo y la frecuencia de los latidos del corazón.

El yoga mejora el retorno de la sangre venosa al corazón al ejercer una acción tónica sobre la musculatura de las piernas con las distintas posturas, sobre todo con las invertidas ya que el efecto de retorno se ve favorecido.

La respiración adecuada durante la práctica del yoga servirá de inestimable ayuda ya que producirá un profundo masaje al corazón y pulmones facilitando la circulación. Cuando vamos avanzando en los ejercicios de Pranayama y retenemos la respiración producimos un aumento de la presión sanguínea venosa dentro del tórax potenciando sus efectos.

María José Rodríguez Pujante, profesora de yoga.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s