Hatha yoga

Es el tipo de yoga que más se practica en occidente. Hatha Yoga significa la unión entre el “Ha” y “Tha”, entre el sol y la luna o, lo que es lo mismo, entre la energía positiva y la negativa, la masculina y la femenina, el prana y apana. El hatha yoga es un tipo de yoga conocido por su práctica de ásanas o posturas corporales, que aportan a los músculos firmeza y elasticidad.

En el Hatha Yoga hay seis pasos (angas), es decir seis reglas que no se pueden evadir si verdaderamente se quiere alcanzar el objetivo final del Yoga (samadhi), la consecuencia automática de todos los pasos son:

  • Asana, posturas físicas asumidas por el cuerpo
  • Prana, control de la energía vital
  • Pratyahara, recogimiento sensorial o introspección
  • Dharana, concentración
  • Dhyana, meditación
  • Smadhi, integración

La obra más antigua y completa que existe del Hatha Yoga es el Hatha Yoga Pradipika, que significa Luz sobre el Hatha Yoga y data de aproximadamente del siglo VI de nuestra era. El maestro Swatmarama, autor del texto, se propuso reunir el conocimiento teórico y práctico que hasta entonces se encontraba disperso en los diferentes textos sagrados. El Hatha Yoga Pradipika está estructurado en 4 libros que, a su vez, están compuestos de pequeños slokas o párrafos.

Por medio de la práctica de las posturas o asanas, la respiración o pranayama, y la relajación consciente, el cuerpo se beneficia equilibrando muchas de sus funciones internas y su postura, basándose sus principios en la atención, el estiramiento y la relajación. Así mismo cada una de las asanas o posturas trabaja sobre los órganos internos favoreciendo el flujo sanguíneo al ir ejerciendo una suave presión sobre ellos.

La atención y a ejercitación consciente de la respiración junto con las posturas, desarrolla y tonifica el sistema nervioso. Al mismo tiempo durante la relajación se actúa sobre el sistema nervioso autónomo, equilibrando la vía simpática y parasimpática. Esto produce un efecto de calma en la mente, ayudando a combatir el estrés y la ansiedad.

Todos estos beneficios se logran por medio de una práctica regular y adecuada del yoga, que no hay que olvidar que es una disciplina no un deporte en el que entramos en competición con otros compañeros. La supervisión y guía de un instructor cualificado es esencial durante los primeros años de la práctica y hasta establecer una práctica personal adecuada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s